Consejos para prevenir y eliminar los piojos

Piojos-KIFE+

Consejos para prevenir y eliminar los piojos

Septiembre: vuelta al colegio, libros, material escolar y muchas veces ¡piojos! Es una realidad que no gusta a ningún padre pero que últimamente estamos viendo con frecuencia, tanto que hace algunos años el Ministerio de Sanidad calculó que entre el 5% y el 14% de los pequeños en edad escolar pueden sufrir esta molestia

La infestación por piojos, también llamada pediculosis, tiene además un problema añadido al que ya conlleva: el desconocimiento. Sin llegar a ser un tema tabú –aunque a menudo a muchos padres les cuesta admitir que sus hijos sufren el problema, se cree aun en una serie de mentiras, medias verdades y casi leyendas sobre el tema que a menudo la creencia popular dificulta la prevención de piojos e incluso su tratamiento.

Aunque, como dice el refrán, prevenir siempre es mejor que curar, la verdad es que en ocasiones es imposible proteger a nuestros hijos e hijas de una posible infestación, así que repasaremos tanto los consejos para prevenir la pediculosis como para eliminar los piojos.

Prácticas útiles para evitar que los niños cojan piojos

  • STOP a las melenas sueltas durante la época de mayor riesgo: a veces lo más simple es lo más práctico; los pelos cortos y recogidas suelen estar más protegidos contra la infestación, así que si tu hija o hijo lleva el pelo lo suficientemente largo como para recogérselo no lo dudes ¡Hazle una coleta y estará más protegido!.
  • Estricta higiene de las prendas. Puede parecer otra obviedad, pero no lo es. Es importante lavar frecuentemente y con agua caliente las prendas más susceptibles de contraer piojos, especialmente los gorros las bufandas, por su proximidad al cabello.
  • No compartir enseres de aseo personal. Hoy en día los niños hacen muchas actividades extraescolares y a menudo se duchan y cambian de ropa varias veces en un mismo día fuera de casa. Es importante que no compartan accesorios como peines, cepillos o gomas de pelo.
  • Revisiones periódicas. No es necesario que te pongas en medio de la calle a revisar la cabeza de tu hijo, pero una vez en casa, a la llegada, o mejor aún en el momento de ducha o aseo, observa con atención la cabeza de tus pequeños para asegurarte que está a salvo de parásitos. De la misma manera, observar la actitud de tu hijo te puede dar serias pistas sobre una posible infestación.
  • Champú preventivo. Hay gente que te aconsejará echar un chorrito de vinagre en la cabeza de tus niños en el último enjuague del lavado de su cabeza, incluso zumo de limón. A nosotros las cabezas nos gustan protegidas y con una fragancia agradable, por eso en Interpharma creamos la línea de champús Kife+, tanto para la prevención como para el tratamiento de la pediculosis, creado con árbol de té y con un aroma bastante más agradable que el de los ingredientes de cocina 😉

¡Oh no, los piojos están aquí… ¿qué hago?!

Si ya has comprobado que tus hijos tienen parásitos en la cabeza ¡que no cunda el pánico! Ser organizado y usar el sentido común os ayudará a todos en tu objetivo de eliminar los piojos y prevenir las posibles infestaciones de otros niños.

  • Comunicarlo al colegio y a su entorno escolar. Estamos en el siglo XXI y tener piojos no es ningún delito. Perdamos el miedo a hacerlo público y avisemos a las partes que pueden tener problemas por ello. El centro escolar debe ser el primero en tomar nota de la situación para la prevención del resto de niños.
  • Un tratamiento adecuado. Como ya hemos dicho antes, productos como la línea Kife+, compuesta por aceites, lociones y champú, hará más fácil el saneamiento de la cabeza de los peques.
  • Hazte con una lendrera. Es un peine de púas finas que necesitarás para cepillar con precisión el pelo de tus hijos y arrastrar los huevos y larvas que puedan encontrarse allí. Los productos KIFE+ incluyen lendrera y gorro para facilitarte esta tarea.
  • Sábanas, toallas y fundas limpias a diario. Hasta que el tratamiento haya terminado, pon a lavar cada día las sábanas, toallas y fundas de almohada usadas el día anterior; si puedes, además, plánchalas para aplicar una alta temperatura en las prendas ¡asegúrate que los pequeños se van a dormir en ropa totalmente libre de piojos!.
  • No uses secador de pelo. El aire caliente artificial del secador no ayuda en los tratamientos a la pediculosis, así que seca la cabeza con paciencia y una toalla.
  • No te obsesiones en exceso. Es fácil decirlo pero no tanto hacerlo… Muchas personas sufren picor por contagio cuando alguien en la familia tiene piojos, es decir, empiezan a tener picores sin tener ninguna infestación ¡Ojo que no esté todo en tu mente!.

 

Con estos consejos sobre prevención y tratamiento para los piojos ya podrás afrontar la vuelta al cole con mayor tranquilidad. Recuerda que la prevención siempre es el mejor tratamiento, pero que, en el peor de los casos, los piojos son un problema bastante común en la edad escolar y no debe cundir el pánico.