Consejos para reparar el cabello dañado por el sol del verano

Post-pelo-reparador

Consejos para reparar el cabello dañado por el sol del verano

Ha llegado Septiembre para todos, y también para nuestro cabello. Atrás quedaron los meses más calurosos del año y la mayoría ya tan siquiera nos acordamos de las vacaciones (¡qué rápido pasan siempre!). Sin embargo, hay algo que no se nos olvida y permanece con nosotras: el cabello dañado que nos ha quedado como resultado de exponerlo al sol y a altas temperaturas durante el estío.

El cloro de la piscina, el agua de mar o simplemente la continua exposición al sol que nuestro cabello sufre durante la canícula son factores que inevitablemente dañan nuestro pelo de forma importante. Los síntomas son evidentes y bastante conocidos: cabello seco, falta de brillo, puntas demasiado abiertas, mayor dificultad para peinarse, entre otros. Lo importante, sin embargo, es encontrar soluciones para volver a lucir una melena sana y saludable, así que ¡es hora de poner remedio al paso del verano en nuestro pelo!

Aunque reparar e hidratar nuestro cabello tras el verano es una rutina a la que normalmente nos afrontamos cada año, la mayoría nunca quedamos del todo satisfechas con su recuperación, y suele ser habitual que siempre intentemos probar nuevos remedios, consejos y soluciones para conseguir una reparación más completa de nuestro cabello.

4 Rutinas y precauciones que te ayudarán a recuperar la salud de tu pelo

Un ligero corte de pelo para sanear

Sabemos lo mucho que cuesta dejarse el pelo a la medida deseada (sobre todo cuando hablamos de largas melenas) y por eso no queremos que sientas que estamos invitándote a deshacerte de tu cabellera. Se trata, simplemente, de un ligero corte para sanear el cabello, algo parecido a cuando cortamos las puntas para que crezca más fuerte. Cortar uno o dos dedos de tu pelo dañado en verano te ayudará a recuperar la salud de tu melena. Recuerda que las puntas del pelo siempre son la parte que más sufre los efectos del sol, sobre todo cuando llevas algún tipo de coloración o moldeado.

Dale un descanso a todo lo artificial por algunas semanas.

Igual que te hemos dicho que es importante cortar el pelo para sanearlo, es altamente recomendable que te olvides de hacer tratamientos estéticos en tu cabello durante, al menos, las primeras semanas tras el verano. Mechas, alisados, tintes, moldeados y similares son procesos que, a pesar de que te pongas en manos de un buen profesional, siempre acaban haciendo sufrir tu melena. Espérate unas semanas a que tu pelo recupere algo de salud antes de volver a la carga con este tipo de prácticas.

Usa un champú y mascarilla adecuados.

El uso de productos que ayuden a nuestro pelo a recuperarse de los signos del verano aportará una mayor salud a nuestra melena en menos tiempo. Productos especializados como la línea LOTIGEN de Interpharma, en la que encontrarás champús para diferentes tipos de pelo, suavizante, y mascarilla están hechos con productos naturales y pensados para hidratar y fortalecer tu cabello.
Recuerda que, sobre todo en el uso de la mascarilla, es importante usarla tan a menudo como puedas cuando sentimos que nuestro pelo está falto de hidratación, sí que si en lugar de usarla la típica vez por semana que nuestro peluquero suele decirnos, si lo hacemos dos o tres veces ¡mucho mejor! Eso sí, te aconsejamos usarla siempre una de esas veces en un día sin prisas (normalmente el domingo) y dejarla actuar en tu pelo mínimo 30 minutos ¡verás la diferencia!

Precaución con el secador y las planchas.

En realidad nos gustaría haber dicho STOP al secador y las planchas y todo lo relacionado con fuentes de calor, pero entendemos que a veces necesitamos una ayuda extra para secar o domar nuestro pelo. Nuestro consejo es que prescindas siempre que puedas de este tipo de productos y, en caso de necesitar usarlos, lo hagas durante el menor tiempo posible. Las fuentes de calor son muy agresivas para nuestro cabello.

Con estos cuatro consejos y un poco de paciencia, tu pelo volverá a ser el que era y a lucir sano, fuerte e hidratado en menos tiempo del que piensas. Recuerda que en breve estamos en otoño, una estación que, ya de por sí, acentúa la caída y debilidad de nuestro cabello ¡así que toca ponerse a punto cuanto antes!